Happy birthday, Mr. President

Estándar
Happy birthday, Mr. President

Ya han pasado 100 días. Para unos pocos han sido 100 días de gloria y alegría, para muchos otros, 100 días de agonía y preocupación por el futuro. Seguramente, algunos ya empiezan a arrepentirse de lo sucedido aquel 20 de noviembre. Sin duda alguna, creo que Rajoy esperaba un regalo de cumpleaños a lo Marilyn y Kennedy, pero el peso del gobierno le está pasando factura, afortunadamente. A malas, siempre puede tener una actuación personal de su mano derecha, Soraya. Sin embargo, aún le quedan cuatro años con carta blanca para lo que quiera, como ya está demostrando su equipo, ahora fiel hasta la muerte política. Dónde quedarán esos días donde se dudaba de su liderazgo…

En fin, tres meses. Se lee rápido, pero tiempo suficiente para darse cuenta que el ejecutivo ha malgastado la oportunidad con tres simples pasos. Primero: batacazo en las elecciones andaluzas y asturianas, por tanto, impidiendo su gran hegemonía sobre las autonomías. Segundo: éxito de convocatoria de los sindicatos en el 29-M, con miles de personas a la calle en contra de una reforma laboral ineficaz que va a destruir puestos de trabajo. Y finalmente, tercero: presentación (justo después de las elecciones del 25 de marzo, ¿Por qué será?) de unos Presupuestos Generales, basados en el puro recorte y en los que queda patente que las prioridades del Gobierno se centran en la defensa del Estado Español, en lugar de la Sanidad o la Educación. Y sin olvidar el perdón para aquellos que quieran blanquear dinero! Por lo que parece, si el gobierno saca tajada del pastel, tanto le da.

¿Balance? Mucho desprestigiar la política de Zapatero en su momento, pero estos tres primeros meses ponen de manifiesto que Rajoy se contradice a sí mismo, llevando a cabo reformas fiscales que en su día negó y echó en cara a su predecesor. Sin olvidar, la voluntad de destruir todo lo gestado en la anterior legislatura, y sino que pregunten a Gallardón por la Ley del Aborto. Además, el nuevo gobierno sigue velando por los intereses de ese ente desconocido, llamado “mercados” y olvidando al pueblo que sale a la calle para gritar su descontento con todas sus fuerzas y herramientas democráticas. Hay que tener en cuenta que nunca antes un gobierno había tenido una huelga general durante sus 100 primeros días de rigor político.

Suele decirse que debe darse tiempo a las cosas, pero nos encontramos en un momento en el que no podemos perderlo. 100 días es tiempo más que suficiente para darse cuenta de por donde irá la política de los populares. No se puede permanecer inmóvil ante tal situación. Por este motivo, desde este humilde hueco en la red, intentaré desgranar los entresijos de la actualidad, sin olvidar que cada uno debe sacar sus propias conclusiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s