Campanadas de boda

Estándar
Campanadas de boda

Muchas veces, en nuestras vidas, hacemos cosas que son más propias del teatro que de la vida real. Aún así, seguimos empeñados en hacerlas… Una boda por ejemplo. Es el día perfecto para movilizar a todo un séquito de gente que, quizá, hace años que no vemos… o el momento idóneo para sacar a relucir las mejores telas que tenemos en el armario… o cumplir con la necesidad imperiosa de llenar de flores el camino por donde pasarán los novios…

Este es precisamente el tema que la compañía de teatro La Cubana ha escogido para llevar al escenario. El matrimonio es un claro ejemplo de este teatro cotidiano al que estamos sometidos. Evidentemente, han pasado los años, la sociedad se ha “modernizado”, y muchas cosas han cambiado… pero las costumbres son las costumbres. Y más cuando hablamos de una boda. Hay normas que, sea de la forma que sea, no se pueden saltar. Por ejemplo, la novia debe vestir un impoluto vestido blanco y, por supuesto, queda terminantemente prohibido que la pareja protagonista se vea el día de la celebración.

Se trata de un ritual que se cumple a raja tabla, tanto si nos casamos por el rito religioso o por lo civil, seamos de una religión u otra… Tanto da, nos casemos como nos casemos… el papel se juega igual. Todos, y cada uno de nosotros, sabemos lo que tenemos que hacer llegado el momento. Y esto, La Cubana lo sabe también. Su objetivo con “Campanades de boda” es parodiar nuestra “representación” ante una celebración como esta.

Una obra divertida y muy amena. Perfectamente cuidada y con un elenco de actores que bordan el papel. Si quieres pasar un buen rato, no lo dudes. “Campanades de boda” os espera en el Teatro Tívoli de Barcelona (C/Casp, 8. 08010 Barcelona), hasta el próximo 6 de mayo.

Anuncios

Un comentario »

  1. La obra, por llamarla de alguna manera solo se compone de tópicos contra las familias de clase media rozando lo ofensivo. Con ella La Cubana demuestra que para ellos algo tan bonito como una boda es solo fariseismo y mascarada . No han tenido valor para parodiar una boda gitana. ¿ Cobardia ? O quizás son tan pobres de espíritu que no han disfrutado y sentido el calor de la familia en ninguna boda anteriormente. Es como quien no llora con LOS MISERABLES por síndrome de Stendhal ¡desdichados ellos!
    Cuando una misma compañía de teatro parodie una boda y en otra obra parodie un entierro de un niño motivado por cáncer los entenderé, pero hacer parodia irrelevante, impertinente y anticuada intentando emular a las agudas situaciones de Monty Phyton o plagiar trozos de -4 bodas y un funeral- no me causa gracia. Si aguantas los primeros 20 m. ya puedes abandonar el teatro. Yo sí que hice teatro al aguantar sentado porque iba invitado. ¿ Que será lo siguiente de La Cubana? ¿Hacer mofa de la celebración de un 100 cumpleaños de un abuelo con Alzheimer? Habiendo visto esta desfachatez por parte de La Cubana ya me lo creo todo. Todo lo malo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s